conduccion eficiente autoescuela car land

La Confederación Nacional de Autoescuelas (CNAE) realizó unas recomendaciones a los conductores con motivo de la Semana Europea de la Movilidad.  Entre los consejos de la CNAE para contaminar menos y ahorrar carburante, destacaríamos:

-No pisar el pedal del acelerador en el momento del arranque, comenzar a andar tras arrancar el motor y sólo utilizar la primera marcha para ello.

-Durante el cambio no se debe acelerar; hay que cambiar a segunda velocidad tras unos dos segundos o tras recorrer unos seis metros; cambiar a tercera a partir de los 30 kilómetros por hora y a cuarta desde los 40 y a quinta desde los 50. Si el vehículo dispone de sexta desde los 60.

-Siempre es mejor utilizar marchas largas y si el conductor observa que puede circular en tercera o cuarta, por ejemplo, hay que seleccionar cuarta.

-En llano y en una cuesta hacía arriba es preferible seleccionar una marcha más larga con el acelerador más pisado que una más corta y acelerando menos.

-En ciudad, siempre que las condiciones de la vía, la circulación, tipo de vehículo y la carga que llevemos lo permitan, deberemos circular en cuarta o en quinta marcha.

-En cuanto a la aceleración: en motores de gasolina hay que intentar cambiar de marcha entorno a las 2.000 revoluciones y en los de gasoil a 1.500.

-El pedal del acelerador debe pisarse justo lo necesario para llevar la velocidad que deseemos y que tiene que ser lo más constante posible.

-Para detener el vehículo y gastar menos, tenemos que levantar totalmente el pie del acelerador en el momento que tengamos que comenzar a bajar la velocidad.

-Un vehículo con una marcha engranada, si está por encima del régimen de ralentí, no consume carburante. A ralentí, el motor consume entre 0,5 y 0,7 litros por hora.

-Se debe reducir la marcha lo más tarde posible, aunque hay que estar atentos a las bajadas para evitar que el vehículo se embale con peligro, y en detenciones prolongadas de más de un minuto es recomendable parar el motor.

-Los neumáticos también ayudan a reducir el consumo de combustible: deben revisarse al menos una vez al mes para comprobar, siempre en frío, que la presión es la que marca el fabricante.

-Los canales de la banda de rodadura deben tener una profundidad igual o superior a los 1,6 milímetros.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies