Pro-Teq es la empresa británica responsable de la creación de un pavimento de carretera que se ilumina en la oscuridad sin una fuente de electricidad externa. La idea se apoya en los principios de la seguridad vial y de la ecología. Utiliza la energía renovable solar para poder reducir los riesgos de accidentes. Gracias a un innovador material, el pavimento absorbe la energía solar durante el día y la carretera se ilumina por la noche. Los conductores o los peatones podrán ver  la vía sin necesidad de farolas o faros que deslumbran a los coches.

El material es útil para cualquier tipo de superficie, aunque su uso más interesante sería para carreteras poco iluminadas o para parques por donde pasan peatones y ciclistas. El pavimento luminiscente aguanta las inclemencias del tiempo, es antideslizante y resistente al agua.

Sus creadores han bautizado a este nuevo material “Starpath“, que significa camino de estrellas. La primera aplicación del material se ha realizado en el parque Christ’s Pieces, ubicado en Cambridge (Reino Unido). La instalación se llevó a cabo con asombrosa rapidez, en cuatro horas se efectuaron 140 metros de vías que ahora se iluminan solas por la noche.

Instalación Starpath blog Car Land

Debido a su creación la empresa ha sido galardonada con el premio Global Business Excellence de 2013. Se trata de un gran invento que permitirá ahorrar en iluminación y evitará numerosos accidentes viales.

Os dejamos con un vídeo interesante donde explican su funcionamiento:

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies