retrovisor antideslumbramiento blog autoescuela car land

Hola a todos! Hoy queremos hablaros del funcionamiento de los espejos retrovisores fotosensibles. Se trata de espejos que se oscurecen automáticamente cuando detectan luces potentes durante la conducción nocturna. Se trata de una función muy sencilla de enorme utilidad para los conductores, ya que los deslumbramientos son muy peligrosos y la causa de múltiples accidentes por carretera.

En actualidadmotor.com hemos podido leer que estos espejos se componen de cuatro capas y dos láminas de cristal, entre las que hay un electrolito y una capa reflectante, que es la que hace la función del espejo. A cada lado de la carcasa del retrovisor tienen unos fotosensores que miden la cantidad de luz por delante y por detrás del espejo.

Cuando estos fotosensores detectan una mayor intensidad lumínica por la parte frontal del espejo que por la trasera, el sistema electrónico aplica una determinada tensión eléctrica al electrolito que hay entre los dos cristales. Esta tensión oscurece el electrolito en mayor o menor medida en función de la tensión aplicada. Al oscurecerse el electrolito, la imagen reflejada en el espejo pierde intensidad. El resultado es una imagen oscurecida como si la viéramos a través de unas gafas de sol.

 La única desventaja de este sistema es que encarece el precio final del vehículo y que los repuestos son bastante caros. Pero creemos que vale la pena por la comodida en la conducción y por aumentar la seguridad al volante. ¿Vosotros qué opináis?

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies